¿Es mejor la fibra o el ADSL?

En la actualidad, la conexión a Internet es fundamental en la vida de cualquier persona, y más aún ahora que existe una situación de pandemia mundial en la que la red es una forma fundamental de mantener el contacto con seres queridos y amigos, poder continuar con los trabajos y estudios,etc. Por ese motivo, surge una duda que ya estaba presente antes de que ocurriera esta situación tan inusual, y es… ¿para un hogar es mejor la instalación de la fibra óptica, o por el contrario se debería recurrir al ADSL?

 

La realidad es que cuando se contrata el servicio de conexión a Internet correspondiente dentro de cualquier hogar, existen estas dos conexiones, siendo la principal distinción entre ellas que la fibra óptica suele ser mucho más rápida y de mayor calidad que el ADSL. Sin embargo, muchas personas se han decantado varias veces por esta última opción al ser más económica, a pesar de que en la actualidad su precio se ha ido igualando con el de la fibra. No obstante, el ADSL tiene una ventaja adicional con respecto a su competidora, y es que tiene la capacidad de llegar a muchos más hogares. Dependiendo de las necesidades de cada usuario, así como de las características de su domicilio o incluso de su espacio de trabajo para el que desee contratar una de estas dos alternativas, será más recomendable decantarse por una o por otra. Para ello, será de vital importancia conocer todos los detalles de ambas para poder asegurarse de que se va a terminar tomando la decisión correcta.

 

La fibra óptica, para comenzar, está compuesta de un material diferente al del ADSL, concretamente por unos hilos vidrio que se encargan de enviar señales de luz. Por su parte, el propio ADSL se compone de unos hilos de cobre que serán los que manden señales eléctricas. Mientras que la fibra óptica proporciona al usuario la velocidad que este contrata a través de su operadora, el ADSL puede llegar a sufrir ciertas interferencias a la hora de navegar, en caso de que se produzcan cambios de temperatura, tensión, etc. Por otro lado, la fibra óptica también hace que los tiempos de descarga de archivos y de contenido sean mucho más cortos que los del ADSL. Sin embargo, este último garantiza el poder llegar a muchos más hogares y tener una conexión de red que sea mucho más amplia, lo cual puede ser una ventaja adicional para muchos usuarios.

 

Teniendo en cuenta todas estas características, se podría llegar a la conclusión de que la fibra óptica es algo más recomendable que el ADSL, ya que los propios operadores serán los primeros en ofrecerla a sus clientes. La rapidez con la que se puede navegar, así como la calidad de conexión son los pilares principales de este tipo de cobertura, por lo que la mayoría de personas suele elegirla para instalarla dentro de sus hogares. No obstante, no se debe olvidar que hay que consultar la cobertura ofrecida por cada compañía antes de llevar a cabo ningún tipo de contratación, pues luego pueden cometerse errores que podrán costarle muy caro a los usuarios.

 

Deja un comentario