Las 30 preguntas clave que tienes que hacerle al entrevistador si quieres destacar en tu entrevista

¿Estás harto de que siempre te toque a ti responder todas las preguntas en una entrevista de trabajo? Pues te traemos «Las 30 preguntas clave que tienes que hacerle al entrevistador si quieres destacar en tu entrevista». Te aseguramos que después de leer esto, serás tú quien controle la situación. ¿A qué esperas? ¡Sigue leyendo!

 

Oye, ¿no sabes qué preguntar cuando haces una entrevista? Aquí te dejo unas ideas.

¿Estás más perdido que una aguja en un pajar cuando tienes que hacer una entrevista? No te preocupes, aquí estoy yo para echarte un cable. Así que presta atención, porque te voy a dar una lista de 30 preguntas clave que puedes hacerle al entrevistador para destacar en tu entrevista.

 

Qué preguntas puedo hacer en una entrevista de trabajo:

1. ¿Cómo es un día típico en este puesto?
2. ¿Qué habilidades y experiencias consideran importantes para este trabajo?
3. ¿Cómo es la cultura de la empresa?
4. ¿Qué oportunidades de desarrollo y formación ofrece la empresa?
5. ¿Qué objetivos tiene la empresa para este puesto?
6. ¿Cómo evalúan el desempeño en este trabajo?
7. ¿Cómo es el equipo con el que trabajaré?
8. ¿Cuáles son los retos más grandes que enfrenta la empresa en estos momentos?
9. ¿Qué tipo de proyectos estaré manejando?
10. ¿Cómo es el proceso de toma de decisiones aquí?
11. ¿Me podrías contar más sobre los beneficios y las prestaciones?
12. ¿Cómo es la política de equilibrio entre el trabajo y la vida personal?
13. ¿Cuál es el plan de crecimiento de la empresa?
14. ¿Cómo se maneja el feedback en la empresa?
15. ¿Cuál es el siguiente paso en el proceso de entrevista?
16. ¿Cómo se promueve la innovación en la empresa?
17. ¿Cómo se manejan los conflictos en el equipo?
18. ¿Qué hace que la gente se quede en la empresa a largo plazo?
19. ¿Cuáles son las expectativas para los primeros 90 días en el puesto?
20. ¿Cómo es la relación entre los distintos departamentos?
21. ¿Qué valores son importantes para la empresa?
22. ¿Cómo se celebra el éxito en la empresa?
23. ¿Cómo se maneja el estrés y la presión en el trabajo?
24. ¿Cómo es un día desafiante en este puesto?
25. ¿Cómo se maneja la diversidad e inclusión en la empresa?
26. ¿Cuál es la política de la empresa en cuanto a trabajo remoto?
27. ¿Cómo se maneja el aprendizaje continuo y el crecimiento personal?
28. ¿Cómo se enfrenta la empresa a los cambios en el sector?
29. ¿Cuál es la misión y visión de la empresa?
30. ¿Qué te gusta más de trabajar aquí?

 

¡Ya está! Ahora ya tienes un arsenal de preguntas para tu próxima entrevista. Pero recuerda, las preguntas son geniales, pero lo que realmente importa es cómo las haces. Así que practica, mantén la calma y ¡a triunfar!

Y a ver, no te estoy diciendo que hagas las 30 preguntas en una sola entrevista, ¿eh? Que el entrevistador puede salir corriendo. Pero sí que escojas las que te parezcan más relevantes y que te ayuden a entender mejor el puesto y a la empresa.

 

Ahora te cuento cómo hablar de tus 3 debilidades sin meter la pata

 

 

¡Hey! ¿Sabes que una de las preguntas que más suelen hacer en las entrevistas de trabajo es sobre tus debilidades? Sí, sí, como lo oyes. Y no, no te están intentando pillar en un renuncio, simplemente quieren saber cómo te conoces a ti mismo y cómo manejas tus áreas de mejora. Pero tranquilo, no te agobies, aquí te voy a contar cómo hablar de tus 3 debilidades sin que parezca que te estás hundiendo el barco tú solo.

Lo primero, y muy importante, es que no intentes disfrazar tus fortalezas de debilidades. Ya sé que suena tentador decir algo como «soy demasiado perfeccionista» o «trabajo demasiado duro», pero eso ya está muy visto y no cuela. Te prometo que no te van a dar un premio por ser el más listo de la clase.

En lugar de eso, intenta pensar en debilidades reales, pero que no sean un desastre total para el trabajo al que aspiras. Por ejemplo, si vas a un trabajo de atención al cliente, no digas que te cuesta relacionarte con la gente. En cambio, puedes decir algo como «me cuesta decir que no y a veces asumo más trabajo del que debería», que es una debilidad real, pero que también muestra que eres una persona comprometida.

En segundo lugar, intenta siempre dar un giro positivo a tus debilidades. No se trata de mentir, sino de mostrar que eres consciente de ellas y que estás trabajando para mejorarlas. Siguiendo con el ejemplo anterior, puedes decir algo como «soy consciente de que a veces asumo más trabajo del que debería, por eso estoy aprendiendo a gestionar mejor mi tiempo y a delegar cuando es necesario».

Y por último, pero no menos importante, no te extiendas demasiado hablando de tus debilidades. Es una pregunta trampa, sí, pero no es el fin del mundo. No te pongas a divagar sobre tus defectos como si estuvieras en una sesión de terapia. Muestra que conoces tus áreas de mejora, pero no te centres solo en ellas. Recuerda que también tienes muchas fortalezas que ofrecer.

¡Y ya está! Con estos trucos, hablar de tus debilidades en una entrevista de trabajo puede ser incluso una oportunidad para brillar. Así que la próxima vez que te pregunten, ya sabes cómo responder. ¡Mucha suerte, seguro que lo haces genial!

 

¿Y ahora qué? Preguntas clave que deberías hacer al final de una entrevista

¡Vale, vamos allá! «¿Y ahora qué?» es probablemente la pregunta que te ronda la cabeza después de una entrevista. Pero, ¿sabías que hay algunas preguntas clave que puedes hacer tú mismo al final de la entrevista para destacar frente a otros candidatos? ¡Sí, sí, como lo oyes! Aquí te dejo algunas de ellas:

 

1. ¿Cómo sería un día típico en este puesto? Esta pregunta muestra que estás interesado en conocer los detalles del trabajo. Además, la respuesta te puede dar una idea de lo que se espera de ti.

2. ¿Cómo es la cultura de la empresa? Esto te permite saber si encajas en el ambiente de trabajo. Recuerda, no solo es importante que tú le gustes a la empresa, sino que la empresa te guste a ti.

3. ¿Qué expectativas tienes para el candidato seleccionado en los primeros meses? Con esta pregunta, demuestras que estás dispuesto a cumplir con las expectativas y que estás pensando a largo plazo.

4. ¿Cuál es el siguiente paso en el proceso de selección? De esta manera, demuestras tu interés en el puesto y además te quedas tranquilo sabiendo qué esperar a continuación.

5. ¿Hay alguna habilidad o cualidad que crees que podría necesitar mejorar para tener éxito en este puesto? Esto demuestra que estás abierto a la crítica constructiva y dispuesto a aprender y crecer.

 

Estas son solo algunas ideas, pero en realidad, las posibilidades son infinitas. Lo importante es que las preguntas sean genuinas y tengan como objetivo entender mejor el puesto, la empresa y cómo puedes encajar en ella. ¡Así que ya sabes, la próxima vez que te preguntes «¿Y ahora qué?» al final de una entrevista, recuerda que tienes el poder de hacer las preguntas clave que te ayudarán a destacar!

 

Ahora, ¿quieres echarle un vistazo al artículo y contarme qué te parece? ¿Qué preguntas añadirías tú? ¡Anímate y déjame tu opinión en los comentarios! Estoy deseando ver qué se te ocurre.

 

Deja un comentario