Ser arquitecto mientras viajas, otra forma de convertirte en nómada digital

En está ocasión tenemos a un invitado con un perfil muy diferente a los habituales. No es el típico nómada digital con un negocio basado en internet. Tomás Moreno tiene un negocio de los clasicos, es arquitecto, pero ha sabido adaptarse y utilizar internet para conseguir un canal de comunicación que le permita viajar mientras desarrolla su trabajo. En está entrevista va a contarnos como lo ha conseguido y cuales son sus consejos para que los demás podais hacer lo mismo. Os dejo con él.

 

Entrevista a Tomás Moreno, un arquitecto de Murcia que realiza sus proyectos mientras viaja.

 

¡Hola Tomás! Primero de todo, me gustaría que te presentases a la comunidad de forma personal ¿Cuáles son tus hobbies?

Hola. Como sabéis soy un joven arquitecto que piensa que no hay proyecto pequeño y siente pasión por recuperar edificios. Creo que es esta una manera de habitad sostenible, dada la antigüedad de nuestro país, estamos rodeados de pequeñas joyas arquitectónicas que con un poco de escoba y pintura de silicato quedan mejor que nuevas.

Como aficionado a viajar sobre todo a descubrir rincones con encanto ya sean de playa o montaña, me he ido enamorando de esta arquitectura tradicional de calles estrechas y aire puro. Por lo que decidí especializarme en recuperar estas viviendas para que nuevas familias les den una segunda vida.

 

 

Cuando pensamos en nómadas digitales o en trabajadores remotos siempre pensamos en actividades virtuales o trabajos relacionados con internet. En tu caso, ¿se podría decir que internet es el canal que te permite compatibilizar trabajo y libertad de movimiento?

Sin duda. Ahora el teletrabajo está cada vez más implantado y en ciertos campos se ha demostrado ser más productivo. Tenemos fibra óptica hasta en la luna, y la domótica puede hacer de una vivienda en una cueva en el corazón de la Región de Murcia, un lugar verdaderamente futurista.

Con esto quiero decir, que cada vez hay menos diferencias en vivir en una ciudad respecto a las de vivir en un pueblecito con encanto. Fundamentalmente, las grandes diferencias son las de respirar aire puro mientras paseamos por una pradera al atardecer. Hoy en día todo lo compramos por internet y el repartidor llega a todas partes. Así como podemos gestionar cualquier proyecto con una videoconferencia.

Además, la creación de mi web Arquitecto.eco me ha permitido llegar a muchos más clientes y a proyectos muy interesantes que de otra forma quizás no habría conseguido.

 

Logo arquitecto eco

 

 

Supongo que al concentrar la mayor parte de tus proyectos de arquitectura entre Murcia y Alicante tendrás que pasar bastante tiempo allí. ¿Cómo te organizas para viajar y cumplir con los proyectos?

Es un secreto. A escondidas de mi pareja me llevo el ordenador portátil. A primera hora de la mañana (hora de España) conecto con los encargados de obra y con la gente del despacho por videollamada para confirmar que todo va según lo planeado. A partir de ahí me dedico a disfrutar del viaje 😉

 

 

En tu blog te defines como “arquitecto ecológico”. Explícanos un poco mejor como funciona esto para los que no somos entendidos en la materia. ¿En qué te diferencias de un arquitecto normal?

En esta zona del levante hay Arquitectos buenísimos y siempre intento aprender de ellos, además en cuanto tengo ocasión cuento con ellos para colaborar en algunas de mis obras.

Intentamos concienciar a la gente para utilizar materiales respetuosos con el medio ambiente, e incorporarlos al proceso de crear una vivienda más confortable que a la larga va a gastar menos recursos y a ahorrar en la factura de luz.

A veces es complicado porque requiere de una inversión inicial entre un 10 y un 20% más cara, pero hacemos un cálculo de lo que ahorraremos en las facturas de la luz y suele amortizarse en 10-15 años, con el precio actual de la luz, y nunca se sabe si subirá o bajara… lamentablemente la tendencia del precio de la luz es al alza.

Pero con todas las cartas sobre la mesa, las decisiones siempre suelen ser acertadas.

 

 

frontal

 

 

¿Cuál ha sido el proyecto de arquitectura ecológica más importante que has realizado? O el que guardas con mejor recuerdo

El siguiente. Para mí el mejor proyecto y el más ambicioso siempre es el siguiente. Vivimos en una mejora constante, y no hay proyecto pequeño.

Me tomo cada proyecto como si fuese para mí, intentando llevar un equilibrio entre confortabilidad y economía. Está claro que cuanto más grande y más caro mejor. Pero para eso no hace falta un arquitecto. Creo que un arquitecto es similar a un personal shoper, es decir. Imagina que tienes mucho dinero y vas a comprar ropa, no vas a tener problemas, te acercas al corte inglés, entras en el stand de Carolina Herrera y Armani, y vas a salir hecho un pincel.

Ahora, imagina que tienes 300€ en el monedero y necesitas 2 vaqueros, 3 polos, ropa interior, 1 vestido y algún par de zapatos… Ahí necesitas hacer un estudio previo del copón, o bien, a alguien que controle el mercado y sepa identificar las oportunidades para cubrir todas tus necesidades presentes y futuras, y, además, que parezca que vas vestido de Armani.

 

 

Otra de las partes que más te gusta de tu trabajo es la rehabilitación de edificios (ya te podía haber conocido antes para una casa que me quito muchas horas de sueño… 😉  ). ¿Por qué prefieres estos proyectos a uno desde cero?

En todos los proyectos de rehabilitación en los que participo siempre y digo siempre, hay un punto en el que “Alguien” se plantea que si es mejor derribar y hacerlo todo nuevo.

Ahí es donde me gusta intervenir. Si una casa o edificio ha aguantado en pie 70, 80 o más de 100 años, ¿de verdad vamos a cuestionar lo bien construida que esta?

Cursé un máster en Patología y Técnicas de Intervención, donde aprendí diferentes técnicas constructivas que se han dado a lo largo de los años, pero todas sobre un mismo criterio estructural. El griego, cuando se hizo el Partenón de Atenas, se colocó varías columnas y vigas apoyadas en estas, estas estructuras se llaman “estructuras isostáticas”, y así está construido el 80% del mundo.

Insisto, limpias, pintas y mejor que nuevo.

 

 

patio

 

 

¿En qué país te gustaría desarrollar un proyecto de arquitectura?

Es complicado cambiar de país para desarrollar un proyecto de vivienda, ya que en cada sitio tenemos una cultura y hacemos las cosas diferentes. A mi me encantanta hacer reformas en Murcia y en Alicante porque son zonas que conozco muy bien. Creo que antes debería vivir un tiempo en ese lugar para aprender cómo se vive allí y poder hacer una vivienda adaptada a las necesidades de personas de allí.

Por cercanía y similitud quizás (y que dios me perdone), diría que me atrevería a construir en Italia. Italia es maravillosa en todos los aspectos. Me encanta Italia, en cuanto pueda quiero visitar Calabria.

 

 

¿Tienes algún proyecto arquitectónico soñado que te gustaría desarrollar en un futuro?

Rehabilitar una Catedral, como el protagonista del libro de “Los Pilares de la Tierra”. Aún tengo que aprender muchas cosas, pero me gustaría rehabilitar parte de una Catedral algún día. Me parecen edificios alucinantes.

 

Vamos ahora con tu parte más viajera. ¿Cuál ha sido tu destino favorito?

Italia. Creo que al igual que España, está llena de rinconcitos encantadores, además me chifla la pizza.

 

¿A qué país te gustaría viajar en un futuro?

Turquía, Egipto, y esperemos que terminen las guerras y poder visitar algún día, Siria, Israel, Irak, EL Líbano, Jordania, en definitiva, toda la parte de Mesopotamia. Allí comenzó todo, ¿no?

 

Para finalizar, para las personas que estén interesadas en tus servicios, dinos donde pueden encontrarte

En mi web Arquitecto.eco hay atención 24/7, 24 horas, 7 días a la semana, ya sea por email o teléfono.

 

Deja un comentario