Visitar Dublín en 2 días

Dublín no es solo una de las mejores ciudades de Europa para buscar la primera experiencia laboral en el extranjero, también es una ciudad estupenda para hacer una escapada de turismo. Puedes visitar Dublín en dos días sin irte con la sensación de haberte dejado muchos sitios por visitar.

 

Qué ver en Dublín en dos días

Hace años, a mediados de enero encontré una oferta para viajar a Dublín 24 Libras ida y vuelta así que aproveché para visitar esta ciudad que hacía tiempo quería conocer. Para alojarme escogí un albergue en el centro Kinlay House Dublin a 5 minutos del punto de inicio del tour gratuito con el que comencé el primer día.

Normalmente cuando reservo en un albergue no espero mucho del lugar, pero en este caso tengo que decir que estaba todo muy limpio. Y tenía todos los servicios importantes para mí: internet que funcionaba muy bien, taquillas para dejar el equipaje antes y después de llegar y el personal muy simpático y amable. Además, tuve la suerte de que me pusieron en una habitación que estaba vacía así que estuve solo, las ventajas de viajar en temporada baja.

 

Qué ver en Dublín – Dia 1

Siempre me gusta comenzar mi visita a las ciudades con un tour gratuito para hacerme una idea de la ciudad y además los guías siempre te dan buenas ideas. Con el guía visitamos el Castillo de Dublín, los restos de las murallas, medievales, restos vikingos, el Dublín georgiano, la catedral de la Santísima Trinidad, Temple Bar y el Trinity College entre otros. Además, te dan buenos trucos y lugares curiosos que no son muy conocidos como el pub que visité la última noche.

 

temple bar dublin

 

El Tour termina en el Trinity College así que aproveché para visitar su famosa biblioteca. La entrada cuesta 11 euros, pero está el truco de que cada estudiante puede entrar a la biblioteca con dos personas así que si queréis practicar ingles podéis aprovechar que la cafetería esta justo al lado y hacer amigos.

 

Qué ver en Dublín – Dia 2

De camino a la fábrica de Guiness aproveche para ir a la Catedral de San Patricio. La entrada cuesta 6.5 euros como truco sino queréis pagar la entrada podéis ir a las horas en las que dan misa a diario a las 9.00, a las 11.05 y a las 17.30 y los Domingos a las 9.15, a las 11.15 y a las 15.15.

 

La fábrica de Guiness

 

Guinness fabrica dublin

 

Está un poco alejada del centro, pero es una de las visitas obligadas. La entrada cuesta entre 14 y 20 euros por lo que es recomendable comprar las entradas por adelantado en la web. La fábrica actualmente es más bien un museo donde se pasa por salas en las que te explican el proceso de elaboración de la cerveza. El proceso de embotellado, transporte y comercialización.

 

Dublin Guinness fabrica

 

También hay una sección dedicada a la publicidad y donde puedes ver las campañas de marketing que han realizado dividida por años. Por último, puedes elegir entre ponerte tú mismo una pinta ayudados por el personal de la fábrica que te explicará como echar la cerveza perfecta o pedir tu pinta en el bar que se encuentra en la última planta donde puedes disfrutar de unas vistas panorámicas de la ciudad

 

Museo Nacional de Arqueología

Este museo que se abrió en 1890 muestra piezas arqueológicas de la historia de Irlanda desde el 7000 a.C. Dentro puedes encontrar la galería llamada el tesoro donde se exhiben las piezas estrellas del arte celta.

 

Merrion Square

 

Merrion Square dublin

 

Muy cerca del museo se encuentra el Merrion Square. Es un buen lugar para hacer un descanso y escapar del ajetreo de la ciudad. Originalmente este parque era una zona privada para los vecinos que vivían en la zona. Tiene una gran exposición de esculturas entre las que destacan la escultura de Oscar Wilde por ser este un lugar muy cercano a la casa del poeta.

 

The Cobblestone Pub

 

The Cobblestone Pub

 

Este pub lo recomendó el guía del tour gratuito. Es un pub tradicional en el que todas las noches tienen música en directo. Además, es una música muy especial porque allí se van uniendo músicos de forma espontánea. Se respira un ambiente muy local y auténtico.

Visitar Dublín en 2 días fue una locura de las que no haces si te lo piensas mucho, pero ofertas de este tipo no se pueden despreciar. Espero volver pronto a Irlanda y seguro pasaré para visitar los lugares que me quedaron pendientes como la prisión Kilmainham Gaol o el Phoenix Park o la destilería de Whiskey Jameson.

 

Deja un comentario